“Es fundamental continuar y fortalecer el voluntariado como forma de lucha para conseguir objetivos marcados”

El presidente de Asanhemo, Juan Francisco González, argumenta que el voluntariado “estrecha lazos entre la colectividad a la que represento” y que aúna personas que “emplean su tiempo quitándoselo a sus propias familias”

Juan Francisco González Muñoz, presidente de Asanhemo, comenzó como voluntario hace más de cuatro décadas. Inició su experiencia en la Asociación Andaluza de Hemofilia en “la antigua Delegación de Andalucía incardinada en la entonces Asociación Española de Hemofilia”. Y lo hizo de una forma que jamás olvidará “ de la mano de mi padre, por entonces tesorero y de otros componentes de la Junta Directiva”.

Fue entonces cuando comenzó como voluntario “a favor de las personas como Hemofilia y otras Coagulopatías Congénitas”. Durante muchos años ha pertenecido a la Junta Directiva, como vocal raso, pasando por vocal de juventud, vicesecretario y secretario. Desde el 2020 es el presidente de Asanhemo.

Como él bien resumen “su motivación para ser voluntario, socio y miembro de la Junta Directiva durante décadas ha sido siempre la de conseguir mejoras para el colectivo de hemofílicos de Andalucía. Tanto en lo que se refiere a mejoras en el tratamiento médico, cuando salimos de viaje, para auto-tratarnos, y en cuestiones sociales y laborales”. González destaca que un hito muy importante fue “conseguir tener la medicación en casa”.

En la actualidad Asanhemo cuenta con servicio de fisioterapia, psicología, orientación laboral y asesoramiento por parte de las trabajadoras sociales. Para el presidente de Asanhemo son “muy importantes” los campamentos de verano para niños y jóvenes donde, entre otras cosas, “se les enseña a administrarse la medicación, que es a través de inyección intravenosa”. Además, Juan Francisco destaca “las Jornadas sobre Hemofilia y otras Coagulopatías Congénitas dirigidas a estudiantes de Ciencias de la Salud”.

Para finalizar, el máximo responsable de la Asociación Andaluza de Hemofilia expone que “durante mi pertenencia a Asanhemo he compartido vivencias, buenas y malas, con personas desinteresadas que me han enseñado lo importante de luchar por nuestros derechos. Personas que empleaban horas de su tiempo libre e incluso su dinero para poder acudir a reuniones, congresos, jornadas, sin importarles quitárselas a sus aficiones o a su propia familia. Creo que es fundamental continuar y fortalecer el voluntariado como forma de luchar para conseguir objetivos marcados y también de estrechar lazos entre la colectividad a la que represento.

Deja un comentario

Scroll al inicio